LAS TRES DIMENSIONES DEL CAMBIO

“El conocimiento de uno mismo sigue siendo el mejor medio de comprender y de manejar la propia expresión, el propio estilo de comunicación y, en segunda estancia, el de los otros.”

Catherine Cudicio

La palabra «cambio» conlleva un significado muy global, y la solemos emplear, tanto para hacer una transacción, un traslado, una mudanza, un negocio, un intercambio, etccomo para llevar a cabo procesos que suponen un antes y un después tanto en nuestra vida personal como profesional. No obstante quiero señalar las pequeñas diferencias conceptuales entre palabras «cambio», «crecimiento» y «evolución» que aparentemente las podemos asociar y usar como sinónimos y sin embargo, etimológicamente hablando pueden llegar a tener significados diferentes. Esta diferencia estriba en distinguir los tipos de cambio que expongo en cuando a su mayor o menor implicación de «proceso». No todos los cambios implican proceso, pero si todo proceso implica e incluye ciertas fases de cambio.

Los «procesos» enlazan cambios graduales y paulatinos en los que poco a poco la forma o componente original se van modificando en un transcurso de tiempo determinado, alterado tanto por agentes internos propios de un organismo vivo, como por otros agentes o factores externos, como pueden ser alteraciones climáticas, factores del ambiente o entrono, otros organismos vivos, etc.  Processus en latín significa avance, marcha, desarrollo. Podríamos decir, entonces, que un proceso es como un canal a través del cual un cambio se va produciendo sufriendo varias alteraciones o modificaciones en un trascurso temporal específico.

Veamos, pues, la diferencia entre tres tipos de cambio y las dimensiones (longitud, altura y profundidad) que implica cada uno de ellos.

1ª Dimensión: «Cambio»

Viene del latín cambium (hacer trueque, dar una cosa por otra). Así pues, «cambiar» significa modificar, remplazar, dar una cosa por otra. Según este significado hay poco o nada de proceso, sencillamente se modifica o intercambia algo en un acto de dar y tomar. No hay mucho más. Para llegar hasta ahí probablemente se haya tenido que pasar por varias fases dentro de un proceso de acuerdos y negociación, pero lo que es el “cambio” en sí mismo se efectúa en un acto sencillo e inmediato.  Puede ser como resultado o consecuencia de un proceso pero no necesariamente implica ni crecimiento ni evolución ni progreso. Este tipo de cambio sería muy básico y no requiere de demasiados elementos a tener en cuenta; se puede concebir en una dirección horizontal, como metáfora de que se pueden producir cambios “hacia adelante”  que supongan un avance y mejora de una situación, o “hacia atrás” que supondría un retroceso o empeoramiento. Podríamos llamarle un cambio de una única dimensión.

2ª Dimensión: «Crecimiento»

Viene del latín y se entiende como el efecto de crecer. «Crecer» –crescere- , significa aumento de tamaño por medio de un desarrollo orgánico natural. Ya la palabra “desarrollo” implica “tiempo”. Un feto no se desarrolla en unos segundos, ni la semilla de una planta germina de inmediato. Requieren de un proceso “orgánico y natural”. En esta palabra nos encontramos algo interesante a incorporar en nuestra escala o niveles de cambio. Crescere lleva el sufijo verbal –scere y esto indica procesos.  Este tipo de cambio implica un aumento en tamaño, altura y expansión. Usamos la palabra crecer cuando nos referimos a un cambio físico y orgánico “Como ha crecido este niño en el último año” y para hacer referencia a una empresa u organización con más empleados o delegaciones que en cualquier tiempo pasado “Hemos crecido un 12% en personal y un 32% en beneficios”. De alguna manera «crecer» también implica aprendizaje ya que el mero hecho de adaptarse a un proceso y descubrir otras aptitudes, implica aprender. Dimensionalmente hablando crecer implica cambiar hacia delante y aumentar de tamaño hacia arriba. Quedan implicadas dos dimensiones, y en este caso “en positivo”, no se puede avanzar “hacia atrás”, ni crecer “hacia abajo”.

3ª Dimensión: «Evolución»

Se trata de un nivel más elevado y profundo de cambio. Se considera un cultismo tomado del latín evolutio del verbo evolvere derivada del sufijo ex– (hacia fuera) y el verbo volvere (dar vueltas). La definición más ajustada seria “dar vueltas afuera”. En la rama de la biología la palabra «evolución» se usa para describir el “proceso de cambio de una forma simple a otra más compleja” o viceversa. Según la definición de la RAE «evolución» es “serie de transformaciones continuas que va experimentando la naturaleza y los seres que la componen”. En el área personal evolución implica una toma de consciencia de mejora, cambio, crecimiento y transformación personal. Implica mirarse hacia dentro, auto descubrirse y trabajar profundamente en el propio autoconocimiento y realización personal. Se trataría, pues de “dar vueltas” de “dentro a fuera”. En las organizaciones este tipo de cambio tiene que ver con aprender a revisar, reafirmar y producir cambios en la identidad de la empresa, reforzar la visión más amplia y tomar conciencia del propio trabajo sistémico y las diversas contribuciones individuales que los empleados hacen cada día en pro del objetivo común. Esto supondría también trabajar en el desarrollo personal y el autoconocimiento de sus líderes y directivos, para que  tomaran mejor conciencia de cómo su labor diaria, sus habilidades y destrezas como líderes, sus responsabilidades, sus estrategias y sus afanes de colaborar con otras entidades contribuyen a la propia autorrealización de la empresa e incluso a su propia trascendencia.

Para concluir podemos decir que cada uno de este tipo de cambio, supone un grado de durabilidad en el tiempo mientras se va efectuando el “cambio”, y un grado de perdurabilidad, esto es, que cuando más profundo sea (apelando a la tercera dimensión – profundidad-) más podremos disfrutar de él, más sostenible será a través del tiempo y más perdurará.

Maria Máñez

Formadora de PNL

Socia didacta y coach certificada por la AEPNL.

By | 2017-12-29T12:59:42+00:00 diciembre 28th, 2017|Uncategorized|0 Comments